Relación amor-odio que no se puede evitar: ni contigo ni sin ti.

«Nadie nos ve, nadie puede tocarnos, aunque nos encontramos constantemente en una relación amor-odio, luchando en cada mirada, en cada suspiro, en cada conversación. Nos peleamos cuando se besan, y nos callamos cuando se cierne la oscuridad antes de un «lo siento». A través de ti quisiera sentir, para que juntos comprobásemos lo que a cada cual le parece. Otros miran entre las rejas de un imposible, porque el miedo quiere ignorarnos».

Sólo nos queda salvar nuestras diferencias, como lo hizo la llave con aquel candado.

«Ahora permanecemos encadenados a un puente donde se separan el tiempo y la distancia. Es lo único que nos limita, pues la solución cayó al río, y ese fue el principio de nuestro desacuerdo. ¿Quién encontrará la llave de la razón? No existirá nada que pueda detenernos, no buscaremos motivos para retroceder. Porque nuestro estado natural es lo opuesto, y nuestra lucha una forma de vida»- le dijo el Amor haciéndole ojitos al Odio.

Se abrirá el candado del amor-odio cuando las aguas tomen otro camino, lleguen al mar y se mezclen para crear un sentimiento nuevo. Aunque mientras seguiré pensando en ti.


Share: