A veces tienes que alejarte para cumplir tu objetivo. Alejarte de la multitud, de lo convencional, e incluso de tus seres queridos. Quieres perseguir tu sueño, quieres llegar a ese lugar que te dará felicidad. Sin embargo, una decisión puede cambiarlo todo, por ello quizás sea necesario ver el horizonte desde lejos, allá donde la imaginación te permita llegar, o bien donde tus pasos te lleven. Distinguir previamente las oportunidades y las posibles consecuencias. Sea como sea el proceso, decidir es la cuestión más arriesgada, pero es la única puerta que te llevará a tu destino.
​   Así pues, si estás pensando aún qué quieres hacer, actúa; porque mientras estás aquí leyendo esto, hay una persona que ya está luchando por cumplirlo.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.